Regacho aplica la tecnología RFID al Transporte Neumático de Cartuchos

Actualmente, la tecnología RFID ( identificación por radiofrecuencia) se aplica cada vez a más ámbitos. Como no podía ser de otra forma, también está presente en los sistemas de transporte neumático.

La RFID permite conocer su localización de cada cartucho, encargado de transportar tanto muestras y analíticas como documentación, dentro de una instalación. Las ranuras insertadas en las tapas de cada cartucho permiten integrar el dispositivo RFID y transponder el contenido de principio a fin de su recorrido.

Cada cartucho lleva asociada una dirección o código, correspondiente al departamento al que pertenece, lo que facilita su devolución desde cualquier estación que disponga de un lector de RFID.  Esto se consigue sin necesidad de teclear la dirección de origen, un factor que proporciona rapidez y eficacia al sistema.

Gracias a los chips RFID, conseguimos que los cartuchos estén siempre localizados dentro del sistema, evitando que las muestras se extravíen por error humano en el momento de teclear la dirección de destino. Además, proporcionan una mejor gestión del stock de cartuchos en cada unidad, mejorando su recuperación.

Por último, facilita la devolución de cartuchos vacíos a departamentos, como pueden ser los laboratorios. Éstos tienen que gestionar un gran volumen de este tipo de envíos a cada uno de sus departamentos de origen, eliminando tiempo no productivo y aumentado el trabajo efectivo.